15 reglas para un envejecimiento saludable

Envejecimiento saludable: ¿quién no quiere eso? Para el mayor que una persona obtiene, más preciosa es su salud. Y, en última instancia, ¿qué sería de una jubilación "merecida" si estuviera enfermo e inmóvil? La Asociación Federal para la Salud e. V. por lo tanto, ha desarrollado 15 reglas para un envejecimiento saludable. Porque nunca es demasiado tarde para cambiar su propio estilo de vida y comenzar con la "recuperación saludable".

1ra regla: ¡Prepárate para tu edad!

Piensa cómo quieres moldear tu vida a medida que envejeces. Prepárese mentalmente para los cambios en su vida (por ejemplo, dejar la profesión). Pregúntese cuáles son las oportunidades y los requisitos de estos cambios, cómo puede usarlos y cómo puede responderlos.

Cuando se prepare para su edad, también considere su hogar. La eliminación de obstáculos, la instalación de herramientas o el traslado a otro apartamento son importantes para la preservación de su independencia. Pregúntele a su médico o utilice la consulta de vivienda local para obtener sugerencias de cambios significativos en su hogar. En esta consulta, también recibirá información sobre el apoyo financiero para realizar dichos cambios.

2da Regla: ¡Viva consciente de la salud en todas las edades!

Por lo tanto, asegúrese de hacer ejercicio y comer bien, evite la nicotina y otras sustancias adictivas, sea responsable con el alcohol y los medicamentos, y evite las sobrecargas físicas y mentales de larga duración.

3ra Regla: ¡Toma medidas de precaución!

Por lo tanto, las enfermedades amenazantes pueden detectarse temprano y el tratamiento puede iniciarse a tiempo. Tome la iniciativa usted mismo y hable con su médico sobre lo que hace para mantener su salud y cómo puede contribuir a un envejecimiento saludable.

Cuarta regla: ¡nunca es demasiado tarde para cambiar positivamente su propio estilo de vida!

Puede comenzar a cualquier edad para llevar una vida activa y consciente de su salud y su vida física, mental y social. Al cambiar positivamente su estilo de vida, puede actuar sobre los factores de riesgo que ya se han producido, como los trastornos metabólicos, la presión arterial alta y el sobrepeso, y reducir los efectos nocivos para su edad.

Regla 5: ¡Sea física, mental y socialmente activo en todas las edades!

Busque tareas que lo atraigan y lo desafíen. Tenga en cuenta que su comportamiento a una edad temprana puede contribuir de manera decisiva a alcanzar una edad avanzada, al tiempo que mantiene una buena salud, actividad y autosuficiencia.

6. Regla: ¡utiliza el tiempo libre para aprender cosas nuevas!

Continúe las actividades físicas, mentales y sociales que ha desarrollado en años anteriores, incluso en la vejez. Pregúntate a ti mismo, en qué medida quieres conectarte a esa edad. Use el tiempo libre en su vejez para aprender cosas nuevas. También puede entrenar la memoria y el pensamiento a medida que envejece. Tenga en cuenta los desarrollos en su entorno (por ejemplo, en el campo de la tecnología, los medios, el tráfico) y pregúntese cómo puede usar estos desarrollos para usted.

Regla 7: ¡mantente abierto a eventos positivos y nuevas experiencias incluso en la vejez!

Mantenga la capacidad de disfrutar cosas hermosas en la vida cotidiana. Tenga en cuenta que se siente más saludable con un estilo de vida activo y una actitud positiva ante la vida. Si ha encontrado una tarea personalmente atractiva, si puede esperar cosas bellas en la vida cotidiana y si no renuncia en situaciones estresantes, entonces su bienestar de salud se conservará.

8. Regla: ¡Comprende la edad como una oportunidad!

Comprende la edad como una etapa de la vida en la que puedes evolucionar. Puede ampliar sus habilidades e intereses, puede encontrar nuevos conocimientos y un enfoque más maduro a las necesidades de la vida. Tenga en cuenta que también puede evolucionar al lidiar con cargas y conflictos.

Regla 9: ¡mantener contactos incluso en la vejez!

No se limite a la familia, sino piense en vecinos, amigos y conocidos. Tenga en cuenta que el contacto con personas más jóvenes también ofrece oportunidades para la estimulación y el enriquecimiento mutuos.

10. Regla: ¡Dale una oportunidad a la Ternura!

Una asociación en la que ambos socios disfrutan de la ternura, la cercanía física y la sexualidad contribuye a la satisfacción y el bienestar físico. No permita que esas personas lo hagan sentir inseguro de que la edad y la ternura o la edad y la sexualidad no coinciden.

11. Regla: ¡atrévete con tu cuerpo!

Haga deporte y haga ejercicio lo suficiente sin sentirse abrumado. Obtienes tu rendimiento físico. Ayudan a mantener su sistema de soporte y movimiento elástico y fuerte. Sientes tu cuerpo de una manera agradable. Habla con tu médico sobre qué tipo de entrenamiento físico es el adecuado para ti.

12. Regla: ¡la salud no es una cuestión de edad!

Por lo tanto, pregúntese una y otra vez lo que puede hacer para mantener su salud, su autosuficiencia y su autosuficiencia en la vejez. Nota: Solo para la vejez, no perdemos nuestra salud ni la posibilidad de vivir de manera independiente y con confianza en nosotros mismos.

Regla # 13: ¡No solo tome enfermedades!

Si tiene alguna condición médica, contacte a su médico. Incluso en el caso de una enfermedad crónica, es necesaria una visita regular al consultorio del médico. Tenga en cuenta que puede ayudar con la pérdida de la visión y la audición. No solo tome estos también. Más bien, hable con su médico sobre los dispositivos existentes y úselos cuando se los receten.

Si se ve afectado por una enfermedad en su independencia, una rehabilitación a menudo resulta útil y necesaria. Habla con tu médico sobre posibles éxitos de rehabilitación en tu caso particular. Recuerde que la rehabilitación solo puede tener éxito si hace todo lo posible para recuperar su independencia.

14. Regla: ¡busca buena ayuda y cuidado!

Si necesita atención o necesita atención, busque oportunidades de buena ayuda y cuidado. Asegúrese de que la ayuda o el cuidado no signifique que usted es independiente y autosuficiente, sino que los mantiene y los promueve. Si sus familiares lo cuidan, asegúrese de que no estén abrumados y reciban suficiente apoyo.

15. Regla: ¡Ten valor para trabajar por cuenta propia!

En situaciones estresantes, debe preguntarse cuál es la mejor forma de lidiar con este estrés, qué podría ser bueno para usted, con qué personas desea estar, cómo pueden ayudarlo y cuándo esta ayuda es demasiado para usted. Si necesita ayuda, atrévase a pedir esta ayuda. Pero también tienes el coraje de rechazar la ayuda, si te ves muy limitado en tu independencia.

Compartir con amigos

Deja tu comentario